Un chico autista sobrevive tres semanas en el desierto de Utah comiendo ranas

Un hombre autista logró mantenerse con vida durante tres semanas, mientras deambulaba en un desierto de Utah, ésto gracias a que logró comer ranas y raíces de los arboles que encontraba a su alrededor. William Martin LaFever, como es llamado el chico, fue hallado el día de ayer por las autoridades de rescate en un estado bastante demacrado, pero aún así con vida.

El Departamento de Policía  del Condado de Garfield estima que el hombre había viajado unos 40 kilómetros antes de ser encontrado, ”Es uno de los más robustos e inhóspitos lugares que se pueden encontrar en la Tierra, ya que está lleno de acantilados, cornisas de piedra y de arenisca y posee un clima asesino” dijo la portavoz del alguacil.

El hombre de 28 años de edad se encontraba de excursión con su perro, lastimosamente fue estafado y se quedo sin dinero, además de que robaron sus herramientas de sobrevivencia, encontrándose así solo con su animal en un terreno imposible. Lastimosamente el perro le abandono, ya que salio corriendo y no lo volvió a ver más.

“Es un implemento milagro”, así calificaron el rescate las autoridades, ya que las probabilidades de hallar al hombre con vida eran mínimas, teniendo en cuenta que el lugar es gigante y no se encuentra mucha comida.

Martin LaFever ya se encuentra en su casa, recuperándose de lo que el mismo llamo como “el episodio más difícil y extraño de mi vida”

Otras insolitas noticias

Por el 13-07-2012 Categoria: Historias, Insolitas

Comparte este artículo...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

6 comentarios

  1. Escritora_AO dice:

    que bien que haya salido vivo de ese lugar

  2. ale dice:

    que forro el perro lo dejo tirado al hombre jajaja

  3. aldi dice:

    deja de escribir lastimosamente!”

  4. daniel dice:

    a que sabran las ranitas

  5. El lastimoso dice:

    Lastimosamente esta palabra es mia
    Lastimosamente esta palabra es mia
    Lastimosamente esta palabra es mia
    Lastimosamente esta palabra es mia
    Lastimosamente esta palabra es mia
    Lastimosamente esta palabra es mia
    Lastimosamente esta palabra es mia